abastos.es.

abastos.es.

Los lactobacilos y sus beneficios para tu organismo

Introducción

Cuando hablamos de alimentación saludable, es común pensar en una dieta balanceada que incluya frutas, verduras, cereales y proteínas. Sin embargo, una parte muy importante de la alimentación saludable está ligada a la presencia de microorganismos beneficiosos en nuestro organismo, los cuales pueden provenir de alimentos como los lactobacilos. En este artículo abordaremos los lactobacilos y sus beneficios para el organismo, explicando de forma detallada cómo pueden influir positivamente en la salud y cómo se pueden incorporar en la dieta regular.

Lactobacilos: ¿qué son?

Los lactobacilos son un grupo diverso de bacterias que se encuentran naturalmente en ciertos alimentos fermentados, como el yogur, el kéfir, el chucrut, el kimchi y el miso. También son utilizados en la producción de productos derivados de la leche, como el queso, el suero y el suero de mantequilla. Estas bacterias son conocidas por ser ácido lácticas, lo que significa que producen ácido láctico como producto de su metabolismo. Además, son anaerobias facultativas, lo que significa que pueden crecer tanto en presencia como en ausencia de oxígeno. Los lactobacilos son considerados microorganismos probióticos, ya que pueden ejercer efectos beneficiosos sobre la salud. Estos efectos se deben principalmente a su capacidad de colonizar el tracto gastrointestinal y mejorar el equilibrio de la microflora intestinal.

Beneficios de los lactobacilos en el organismo

Los lactobacilos pueden tener un amplio rango de efectos positivos sobre la salud. Entre los principales beneficios se encuentran los siguientes:

1. Refuerzan y protegen el sistema inmunológico

Los lactobacilos pueden activar y estimular la función inmunológica del organismo. Los estudios realizados en este campo indican que estos microorganismos pueden mejorar la respuesta inmune a los virus y bacterias patógenos, reducir la duración y la gravedad de las infecciones respiratorias agudas, y aliviar los síntomas alérgicos y relacionados con el asma.

2. Mejoran la digestión

Los lactobacilos ayudan a mantener la salud gastrointestinal al fortalecer la barrera intestinal que protege contra la entrada de sustancias nocivas y patógenos. También tienen la capacidad de sintetizar ácido láctico y otras sustancias beneficiosas para la salud, como vitaminas del grupo B y proteínas. Estos microorganismos son capaces de fermentar carbohidratos y otros nutrientes no digeribles, lo que puede mejorar la digestión y la absorción de nutrientes.

3. Mejoran la absorción de calcio

Los lactobacilos pueden ayudar a mejorar la absorción de calcio en los huesos, lo que puede ser especialmente beneficioso en personas con deficiencia de calcio o riesgo de osteoporosis. Estudios recientes sugieren que la ingesta de lactobacilos puede mejorar la densidad mineral ósea en mujeres posmenopáusicas.

4. Mejoran la salud cardiovascular

Los lactobacilos pueden tener efectos beneficiosos en la salud cardiovascular al reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, y reducir la presión arterial. Estudios previos han demostrado que los lactobacilos pueden mejorar la digestión de los alimentos y reducir la inflamación en el tracto gastrointestinal, lo que podría influir positivamente en la salud cardiovascular.

Cómo incorporar los lactobacilos en la dieta

La incorporación de los lactobacilos en la dieta se puede lograr mediante el consumo de alimentos fermentados y probióticos. Entre los productos que contienen lactobacilos se encuentran los siguientes:
  • Yogur: el yogurt es uno de los alimentos más comunes y fáciles de encontrar que contiene lactobacilos. Para obtener el máximo beneficio es importante elegir versiones naturales sin azúcares añadidos.
  • Kéfir: el kéfir es una bebida ligeramente fermentada que contiene lactobacilos y otros microorganismos beneficiosos para la salud del aparato digestivo. Se puede tomar puro, mezclado con frutas o en smoothies.
  • Chucrut: el chucrut es una preparación fermentada de repollo. Contiene lactobacilos y otros microorganismos beneficiosos. Se puede utilizar como guarnición o condimento en platos salados.
  • Miso: el miso es una pasta fermentada hecha de soja, cebada y otros ingredientes. Contiene lactobacilos y otros microorganismos beneficiosos que pueden mejorar la salud digestiva.
  • Kimchi: el kimchi es una especie de chucrut coreano que contiene lactobacilos y otros microorganismos beneficiosos. Es un excelente acompañante para platos a base de arroz o verduras.

Conclusión

Los lactobacilos son un grupo de microorganismos probióticos que tienen efectos beneficiosos sobre la salud. Su consumo puede mejorar la digestión, fortalecer el sistema inmunológico, mejorar la absorción de calcio y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Incluir alimentos fermentados y probióticos en la dieta puede ser una excelente forma de aprovechar estos beneficios. Además, los lactobacilos se pueden encontrar en una amplia variedad de alimentos deliciosos y fáciles de preparar.