abastos.es.

abastos.es.

Beneficios de incluir en tu dieta pescados y mariscos frescos

Introducción

La comida es un factor muy importante para nuestro estilo de vida y nuestra salud. A todos nos gusta comer bien y disfrutar de los alimentos deliciosos, pero es importante saber qué estamos comiendo y cómo puede afectar a nuestro cuerpo. Uno de los alimentos más saludables y nutritivos son los pescados y mariscos frescos. En este artículo te explicaremos por qué deberías incluirlos en tu dieta y cuáles son los beneficios que pueden aportarte.

Beneficios nutricionales

Los pescados y los mariscos son una de las fuentes más ricas de proteínas y aminoácidos esenciales, lo que los hace esenciales para mantener una buena alimentación. Además, son ricos en ácidos grasos Omega-3, un nutriente que ayuda a reducir la inflamación y promueve la salud del cerebro, el corazón y las articulaciones. Los pescados también son ricos en vitaminas del grupo B, vitamina D y minerales como el hierro, el calcio y el zinc. Estos nutrientes son esenciales para un sistema inmunológico saludable, para mantener huesos y músculos fuertes y para la salud del corazón.

Proteína de alta calidad

La proteína en los pescados y mariscos es de alta calidad, lo que significa que contiene todos los aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo necesita para construir y reparar tejidos. Además, muchos pescados son ricos en colágeno, una proteína que ayuda a mantener la piel, los huesos y los tendones saludables.

Reducción del riesgo de enfermedades crónicas

Muchas investigaciones han demostrado que el consumo regular de pescado y mariscos puede reducir el riesgo de enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas, diabetes y algunos tipos de cáncer. Esto se debe en gran parte a los ácidos grasos Omega-3 que contienen.

Mejora la salud del cerebro y el estado de ánimo

Los ácidos grasos Omega-3 tienen un efecto positivo en la salud del cerebro y pueden mejorar el estado de ánimo, la memoria y la función cognitiva en general. Además, algunas investigaciones sugieren que el consumo de pescado y mariscos durante el embarazo y la lactancia puede tener un efecto positivo en el desarrollo cognitivo del bebé.

Beneficios ambientales

Además de los beneficios para la salud, el consumo de pescado y mariscos frescos también es beneficioso para el medio ambiente. Comprar pescado y mariscos locales y de temporada puede ayudar a reducir el impacto ambiental y apoyar a los pescadores locales.

Apoyo a la pesca sostenible

Cuando compramos pescado y mariscos locales podemos estar seguros de que estamos comprando productos capturados de manera sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Además, al apoyar a los pescadores locales estamos contribuyendo a mantener viva la pesca tradicional.

Disminución del desperdicio alimentario

El consumo de pescado y mariscos frescos también es beneficioso para reducir el desperdicio alimentario. Comprar pescado y mariscos locales y de temporada significa que no estamos comprando productos que han sido almacenados durante mucho tiempo o que han tenido que viajar largas distancias para llegar a nuestro plato.

¿Cómo comprar pescados y mariscos frescos?

Comprar pescados y mariscos frescos puede resultar confuso, pero si seguimos algunos consejos podemos estar seguros de que estamos comprando productos de calidad.

Aspecto y olor

El pescado y los mariscos frescos deben tener un aspecto brillante y estar bien refrigerados. Además, no deben tener un olor fuerte y desagradable. Si el pescado huele fuerte o tiene un aspecto opaco o descolorido, es mejor evitarlo.

Elegir pescado de temporada

Elegir pescado y mariscos de temporada significa que estamos comprando productos recién capturados y de calidad. Además, el precio de los productos de temporada suele ser más bajo.

Comprar pescado local

Comprar pescado y mariscos locales es una buena opción porque estos productos han sido capturados de manera sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Además, al comprar pescado local estamos apoyando a los pescadores locales y a la economía local.

Conclusión

Incluir pescados y mariscos frescos en nuestra dieta es beneficioso tanto para nuestra salud como para el medio ambiente. Estos alimentos son ricos en nutrientes esenciales para nuestro cuerpo y pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades crónicas. Además, al comprar pescado y mariscos locales y de temporada estamos apoyando a los pescadores locales y contribuyendo a la pesca sostenible. En definitiva, vale la pena invertir en pescado y mariscos frescos para disfrutar de una alimentación saludable y sostenible.